En el año 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamo el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020,  Ban Ki Moon Secretario General de las Naciones Unidas, exhorto a los países a implementar medidas con el objetivo de reducir en un 50% las muertes por accidentes viales en el mundo. En México no se han adoptado medidas significativas en este sentido a pesar que en el año 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Estrategia Nacional de Seguridad Vial.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, México es uno de 12 países entre 179 que carecen de una Agencia Nacional de Seguridad Vial. En los estados de Puebla y Veracruz se emiten licencias permanentes, es decir, un documento vitalicio sin evaluar la capacidad técnica ni conocer el perfil médico de estas personas. Alguien con problemas cardiacos, de visión o mentales puede provocar daños a terceros e inclusive la muerte.

Finalmente, considero que la tecnología puede ser aplicada como medida para actualizar periódicamente el perfil medico de las y los conductores con licencias permanentes. Cambiar las leyes y promover la cultura y educación vial es el camino para reducir los accidentes viales.